3 puntos de oro

Gran ambiente en La Siebe que vaticinaba un encuentro que estaba marcado en el calendario, comenzaba la segunda vuelta y tras el primer partido de liga, ambos equipos tenían ganas de disputar este choque tras un primer partido de liga, difícil de describir. Argumentaba un ambiente de dos equipos muy parejos.

La clasificación lo dice todo, ambos conjuntos en zonas altas de la tabla intentando conseguir acercarse lo máximo posible al Aranguren, conjunto que alberga la segunda posición.

El encuentro comenzaba trabado pero con dominio local, dos equipo de una categoría Senior en un campo con las dimensiones de La Siebe propiciaba poco fútbol y más tensión que otra cosa. Los verdiblancos llevaron el control del encuentro en la primera mitad pero las ocasiones no se propiciaban, el conjunto visitante de Andres Blanco empezó a ocasionar momentos de peligro en el área local con un rápido Daniel Perez que hacía eco de los goles que lleva en la competición domestica.

El conjunto de Martín confiaba en sí mismo y sabía que tarde o temprano con la alta intensidad llegarían las ocasiones.

Tras la reanudación y con tablas en el marcador, el conjunto de Berango salió enchufado y tras un robo de balón consiguieron batir a Camacho en el primer minuto de juego de la segunda mitad.

Un duro golpe para la escuadra verdiblanca que siguió con su juego intentando rebasar líneas con una alta presión y ritmo en el juego.

En el ecuador de la segunda mitad, los dos equipos merecían la victoria pero tras una acción dentro del área rival el colegiado pito la pena máxima y Diego Sosa marco el primer gol de los locales que ponía las tablas en el marcador.

Cabe destacar, que el conjunto de Blanco se quedó con 9 jugadores minutos antes del lanzamiento. El equipo de Martín estaba enfocado a conseguir la victoria más sabiendo la superioridad que reinaba en el verde pero tras una acción individual de Ander Perez-Yarza, consiguió lanzar una falta, cerca de las inmediaciones del área, que supuso lo que nadie esperaba en la grada el 1-2 en el marcador, tras un soberbio lanzamiento.

Tocaba hacer la épica…

La épica estaba por llegar pero antes, saltaron los dos jugadores con más poderío de liderazgo en este vestuario. Aitor Enjamio y Eneko Martín. Llevaron en volandas al equipo a la meta rival defendida por Gontzal Torres que tras dominio local, Jaba cogió la batuta del esférico para intentar buscar, esos pases que no se ven pero que solo un mago como él los puede producir.

En una de esas acciones, se juntaron los dos peloteros, Jaba y Diego que tras un magistral pase rebasando la línea de presión defensiva Diego realizó un estraordinario control que le permitió batir al guardamenta visitante y poner el empate a 2 a falta de 6 minutos para el final.

Todavía teníamos tiempo, mismo escenario, los verdiblancos siguieron buscando espacios para poder superar una línea defensiva del Berango que parecía un frontón con la embergadura de sus pupilos.

Sabíamos que la clave era que Jaba tuviese el esférico ya que de ahí seguro que sacábamos el peligro que nos hacía falta para llevarnos los tres puntos.

Así fue, tras un desmarque en banda de Eneko Martín, este busco un centro al segundo palo que tras varias caídas, nuestro ratonero del área, Gaizka Cazalla logró marcar el gol que a la postre convertiría en 3 puntos de mucha identidad que nos coloca a un punto del ascenso sabiendo la derrota del Aranguren por 2-1 frente al Plentzia.

Tenemos que tener claro que estamos muy cerca de la zona de ascenso pero todavía queda toda la segunda vuelta, como suelen decir los entrenadores, partido a partido, hay que ser conscientes de que los equipos están muy igualados y cualquier rival será difícil de doblegar. El equipo está motivado pero la importancia en estos momentos es tener los pies en la tierra.

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

¿Quieres visitar alguno de estos artículos relacionados?

Deja un comentario